domingo, 28 de octubre de 2007

Elenco frente a elenco

blanco
Este año vi el documental donde Bergman muestra la filmación de Fanny & Alexander. No tardó en sacudirme. Bergman era un hombre sonriente, con los ojos entrecerrados. Estaba ensayando la escena posterior a la muerte del padre. Quería que un actor hiciera un movimiento apenas, como si la emoción quedara interrumpida a mitad de camino. El actor asentía, eso era todo. E inmediatamente sucedía. Era un momento muy enigmático. Vuelvo a mirarlo para escribir este comentario. Bergman atraviesa la escenografía. En el marco de una puerta hay dos niños. El varón vestido con traje marinero me mira.

Este año puse en escena Pelícano de Strindberg en el Portón de Sánchez. Los ensayos empezaron en el Camarín de las Musas y en otras salas feas y apretadas donde la única ventaja era poder reunirnos cada semana. Había obtenido un premio en el Concurso del Instituto Nacional del Teatro que me permitía realizar el espectáculo. Pero muy pronto la falta de eficacia, problemas organizativos y mi propia pereza saltaron a la vista. Me había metido con un clásico enorme, y yo era el elefante que entraba en el bazar. Las sonrisas del elenco se habían diluido. Me escuché decir que las cosas iban bien y seguimos adelante. Era un momento difícil. Me sentía sin capacidades. Acababa de posponer la fecha de estreno una vez más. Fue entonces cuando invité al elenco a comer empanadas y a mirar el Documento: Fanny & Alexander en casa. Algo pude entender. Que no se hace una obra sin el corazón, ni tampoco se respira tranquilo.

Sigo mirando el documental.
A principios de este año Bergman estaba vivo. Lo veo tomar contacto con los actores que preparan la escena. Hay un lenguaje hecho de sentimientos. Todo depende de sensibilidad y de una extraña comprensión. Están muy cerca unos de otros: uno se mueve, el otro le contesta físicamente. No hay muchas palabras para describir esto. Las emociones no son menos lúcidas que la inteligencia.

Agradezco volver a verlo. La extraordinaria Fanny & Alexander se termina. El documental muestra la fiesta de despedida. El elenco brinda con vasitos de plástico.

Publicado en RADAR http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/17-4216-2007-10-28.html.

No hay comentarios:

Publicar un comentario