lunes, 9 de abril de 2007

El plan Int - Argentores

blanco
En 2006 presentamos a la Sociedad General de Autores y al Instituto Nacional del Teatro un Plan nacional de formación y perfeccionamiento en dramaturgia. Junto con Rafael Bruza desarrollamos el proyecto y lo propusimos ante ambas instituciones. Inmediatamente nos escucharon. En 2007 convocamos a los docentes Patricia Suárez, Rafael Spregelburd y Lautaro Vilo para cumplir con las funciones de elegir postulantes y supervisar los trabajos de los becarios. Desde entonces intervienen en los aspectos relacionados con la metodología y evaluación de las actividades de aprendizaje. Los becarios seleccionados según el estudio de los antecedentes presentados fueron: Liliana Cappagli (Prov. Bs As), Maite Aranzábal (Río Negro), Jimena Sivila Sosa (Jujuy), Rafael Monti (Salta), Aníbal Friedrich (Chaco), Rosana Aramburu (Prov. Bs As), Liliana Gutiérrez (San Juan), Leonel Giacometto (Santa Fe), Gonzalo Marull (Córdoba), Ademar Elichiry (Tierra del Fuego), Sacha Barrera Oro (Mendoza), Héctor Rodríguez Bruza (Misiones). Todos ellos cursan un taller periódico que ya lleva tres encuentros anuales. A comienzos de 2009 deberán presentar el texto completo de la pieza dramática que están escribiendo.

La dramaturgia constituye una instancia de articulación de diferentes especialidades que componen el hecho teatral y es por ello que requiere un alto grado de especialización. La modalidad de becas de perfeccionamiento fue concebida como un espacio de creación y de reflexión sobre la dramaturgia para contribuir a la renovación y a la formación continua de artistas que puedan desempeñarse todas las provincias de la Argentina. Y es indispensable generar muchos otros espacios de análisis y de investigación sobre las nuevas modalidades de dramaturgia que existen en la sociedad contemporánea. Debemos fomentar el intercambio de experiencias entre las diferentes regiones del país a fin de incentivar modalidades integrales de la producción artística.

Las becas de perfeccionamiento son sólo una modalidad del plan nacional, y su objetivo es especializar a dramaturgos ya iniciados. Quedan pendientes de desarrollarse las etapas de cursos itinerantes y otras formas que logremos implementar junto con Gladis Contreras, actual QTN del Instituto Nacional del Teatro.

Imagino otras instancias complementarias al plan nacional, que tengan por objeto dar la posibilidad a todos aquellos que lo requieran para adquirir los conocimientos básicos necesarios y mejorar las condiciones del aprendizaje. Entre ellas, incluir la realización de seminarios o cursos itinerantes que confroten distintas aproximaciones conceptuales hacia lo que entendemos como “dramaturgia”, que interioricen acerca de los aportes clásicos y contemporáneos más importantes, y discutan las nociones de estética en su vinculación con las artes teatrales de hoy.